Cubrir con caramelo (baño de azúcar en punto de caramelo) un alimento o la superficie de un recipiente. Uno de los usos de ésta técnica es acaramelar frutas para la decoración de tortas y pasteles.

tarta decorada