Albardar es una técnica culinaria muy utilizada, pero generalmente no se la conoce con este nombre. Habitualmente  se  hace referencia a la palabra “envolver” una pieza de carne o de pescado con panceta, tocino o bacon, el objetivo es que al cocinarla se aporte jugosidad a la carne y se evite que se dore en exceso. Por lo general se suelen albardar carnes que son más bien secas, pero también se hace con pescados y con otros ingredientes a los que además de jugosidad, se les desea proporcionar sabor. Las carnes que son duras y necesitan una cocción larga, podrían tostarse demasiado en su superficie, con el albardado esto se evita. Una vez que envolvemos la pieza con las lonchas de panceta o bacon, se suele atar  con hilo de cocina o pinchar con palillos para que  mantenga la forma y el albardado no se desprenda. Esta técnica culinaria  se puede utilizar tanto para cocinar en el horno, en una cazuela o una sartén, evidentemente el aporte energético del plato se verá aumentado por la panceta o bacon, que como sabemos aporta grasa, pero como resultado proporcionará una carne muy gustosa, jugosa y sabrosa.

h