Lo he llamado budín porque en realidad lo he hecho en un molde para budines, pero en realidad la receta se llama “biscocho con nata” y me la ha pasado mi hija Karina que la sacó del blog “http://cocinandoentreolivos.blogspot.com.ar/” y le ha encantado por lo fácil que es para hacerla y que no falla nunca.

elaboración budínbudin de nata

En mi caso la hice con una variante a la receta original, es decir sustituí el azúcar por edulcorante en polvo.  Incluso podemos saborizarla como mejor nos guste, con  chocolate, vainilla, naranja, etc. ¡A los más chiquitos de la casa les encanta!

Ingredientes:

200 cc de nata para montar

150 gr azúcar normal o (edulcorante a gusto)

2 huevos, yo usé tamaño XL

Ralladura de limón o esencia de vainilla

200 gr de harina para repostería o 0000

10 de levadura química o royal

Preparación:
Precalentamos el horno a 180º,  a continuación vamos a montar la nata con el azúcar, debe quedar semi-montada, luego iremos agregando los huevos de uno en uno batiendo con la batidora. Una vez tengamos todo mezclado, le agregamos la ralladura o la vainilla, y por último, la harina tamizada junto con la levadura, en este momento ya no usaremos la batidora, debemos unir los ingredientes secos con espátula de madera, integrando todo muy bien. A continuación volcaremos la mezcla en un molde para budín (en mi caso) que tendremos enmantecado y enharinado previamente y lo colocamos en el horno por espacio de 30-40 minutos aproximadamente, dependiendo del tipo de horno. Iremos controlando, deberá estar algo doradito por fuera y si lo pinchamos con un palillo de brochet y sale limpio es que está cocido.

Una vez frío lo espolvoreas con azúcar glass y puedes decorar el plato donde lo vayas a servir con alguna mermelada casera.