Cómo montar claras a punto de nieve:

Montar las claras no puede ser más sencillo pero a veces se nos puede desmontar rápidamente y para que no suceda es bueno conocer algunos truquitos para asegurarnos el éxito.

  1. Recipiente y utensilios limpios de grasa y secos. Así que limpia el recipiente, enjuágalo muy bien para quitar restos de detergente y luego sécalo muy bien.
  2. Separa con cuidado la yema de la clara. La yema (al ser una grasa) interfiere en la formación de la espuma. Si se te cae un poco de yema en la clara quítala con cuidado con una cucharita y si se queda un poquitin que no puedes retirar lo más normal es que no pase nada y puedas montar las claras sin problemas.
  3. Precaucion ! si vas a montar las claras para usarlas en frío, por ejemplo para un merengue francés sin cocción o para un souflé frío, te aconsejo que uses claras pasteurizadas (las que venden en botes) para evitar problemas con la Salmonela.
  4. Añade una pizca de sal a las claras.
  5. Si usas una batidora eléctrica es mejor batir a baja velocidad al principio. Así ayudas a que se formen burbujas de aire más pequeñas en la espuma y las claras montadas serán más estables. Si bates a mano no tendrás este problema ya que la muñeca tampoco va a tanta velocidad.

El punto de nieve será cuando la espuma esté tan densa que si metemos una cuchara en vertical dentro se mantendrá en esa posición. Otra prueba para saber si están en el punto de nieve es volcar el recipiente sobre la cabeza y no se caigan…….pero yo no te lo recomiendo por si acaso.