Una forma muy sana de comer huevos y que tengan una consistencia “parecida” a los huevos fritos es escalfados o Poché, (del francés œuf poché) para los que les gusta mojar el pan en la yema sin sentir ninguna culpa, es ideal porque de esta forma se hacen sin una gota de aceite, se cuajan en agua hirviendo y no agregamos calorías ni grasas que nos perjudiquen.
Me dirán que también los podemos hacer pasados por agua pero no es lo mismo, éstos es más apropiado utilizarlos en el desayuno, mientras que los huevos poché, los podemos utilizar en cualquier plato.
La técnica tradicional de hacer “huevos escalfados” es muy conocida pero poco utilizada, parece difícil lograr que no se desparrame. pero no lo es tanto y además les enseñaré otra forma muy práctica y segura para que nos queden perfectos.
Técnica Tradicional:
Calentar agua en una olla sin que llegue a hervir, es muy importante que no esté hirviendo, sólo muy caliente. Le agregamos un chorro de vinagre o de limón al agua, ésto hará que la clara se quede pegada a la yema y mantenga un color blanco, y en el momento que consideremos que el agua está lo sufientemente caliente, colocamos el huevo cascado muy suavemente en el agua y durante el tiempo que dure la cocción que será de 4 minutos exactamente, trataremos (con una espátula) de que la clara no se nos desparrame demasiado, y mantenga una forma más o menos redonda, pero no se desesperen si no son perfectos. Para sacarlos, tener cuidado de no romperlos, igual que un huevo frito.
Técnica Profesional y Fácil:
Con ésta técnica, no sólo nos quedarán perfecto, sino que además de no sentir ese sabor levemente ácido que nos deja la forma tradicional, le podemos agregar aderezos o algún otro ingrediente para realzarlos.
Comenzamos de la misma manera calentando el agua sin que llegue a hervir (no ponemos vinagre ni limón) y mientras tanto colocamos un film sobre una taza sobrepasando los bordes para luego cerrar fácilmente, lo pintamos con aceite, podemos aderezar con sal o lo que queramos y colocamos el huevo en su interior. (Piensen que el tamaño de la taza influye en la forma resultante del huevo, porque cerraremos el saquito dentro de la taza, …por si acaso)
A continuación comenzaremos a cerrar el film cuidadosamente, evitando que nos quede aire en su interior, lo atamos con un hilo común de cocina, lo introducimos en el agua caliente y mantenemos la cocción por 4 minutos, lo sacamos, (también podemos sumergir el saquito en agua fría con hielo para cortar la cocción), luego le quitamos el film y listo para utilizarlos.

huevo poché