La masa para tallarines  es en realidad  una masa que se puede utilizar para toda la pasta fresca que queramos fabricar, hoy la usaremos para hacer unos ricos tallarines caseros. Les enseñaré una comida típica de los domingos en familia de mi niñez forma parte de la herencia gastronómica familiar, y nos gusta a todos, los niños y los mayores, además como es tan fácil siempre sale bien, lógico que la primera vez no sabrás exactamente el punto de dureza ideal pero no tengas miedo, te animo a elaborarla en casa  amasando a mano o a utilizar una pequeña máquina de pastas que te resultará muy rápida de hacer.

tallarines-caseros

Ingredientes: (para 4 personas)

400 gs, harina común, sin levadura

4 huevos

2 cucharaditas de sal

2 cucharadas de aceite vegetal

Preparación: Mezcla la harina y la sal sobre la mesa que utilices para amasar o para colocar la máquina de pastas. Hazle un hoyo en el centro y le agregas los huevos y el aceite. Con una cuchara de madera tienes que ir agregando poco a poco la harina a la pared interior del hoyo dónde están los huevos, hasta que la mezcla húmeda se integre completamente con la harina, formando un bollo suave.

huevosmasa terminada

En este momento ya podríamos utilizar la máquina, pero si todavía no te la compraste, te enseño hacerlo como lo hacían nuestras abuelas.

Amasado y corte a mano: Con la base de las manos, trabaja el boll0 desde el centro hacia afuera, doblándolo cada vez por la mitad. Trabájalo de los dos lados, manteniendo la forma esférica sin dejar descansar, hasta dejarla elástica y suave.

proceso-amasadoestirar con el palote

Dejamos descansar unos minutos, y comenzamos a estirarla con el palote lo más fina que podamos, le vamos añadiendo harina si es necesario, para que no se nos pegue a la mesa y luego la arrollamos y la cortamos con un cuchillo filoso.

Amasado y corte con máquina: Primero fija bien la máquina para pastas a la superficie de trabajo. Divide la masa en 5 o 6 partes, vamos a utilizar de a una en una, las otras las mantendremos tapadas.

Comenzamos espolvoreando con harina la masa que vamos a trabajar. Coloca la máquina en su mayor grado de apertura. Pasa la masa entre los rodillos, sin empujarla ni estirarla del otro lado. Toma la masa estirada en tus manos  si tomarla  con los pulgares, esto es para no lastimar la masa.

Doble la masa en tres, como lo haría con una carta, superponiendo primero el tercio de arriba y luego el de abajo sobre la parte media, de modo de formar un rectángulo. Espolvorea levemente con harina de uno de los lados y pase la masa por el rodillo tres veces.

estirado siguiente

A partir de este punto, tienes que ir graduando un punto menos de apertura cada vez que pases las masa, si es necesario se le va espolvoreando con harina para que no se pegue. Repetir todos los pasos con los trozos de masa restantes.

Completado el paso del estirado por los rodillos, debes colocar la masa estirada y desplegada sobre servilletas secas y cubiertas con otras servilletas para que no se sequen demasiado hasta el momento de cortarla.

A continuación colocamos el supletorio de corte y elegimos el que más nos guste.

suplemento de cortecortando tallarines

Consejo:mantén tapados los trozos de masa que no estés trabajando.