Hoy nos toca hacer una rica Paella Marinera, porque paellas hay muchas y muchas maneras de hacerlas, están las de verduras, la que denominan de “mar y montaña”, la muy conocida y famosa paella valenciana (que es la de mar y montaña) y por supuesto la Paella Marinera, la que más me gusta a mi, pero claro…..¡no te hacen ésta paella en cualquier lugar ! Por eso les voy a pasar esta receta y los consejos para que les salga tan rica como le sale a Miguel (es el dueño de esta receta)

Se llama “paella” al término culinario, pero para los que no lo saben también se denomina “paella/paellera” o “paila”al utensilio de cocina que vamos a utilizar para cocinar. es un modelo de sartén ancha, sin mango pero a veces con asas.

paella

Ingredientes: para 4 o 5 personas

– Arroz bomba 1 ½ vasos de agua

– Dos calamares
– Una sepia
– 10-12 langostinos crudos
– ¼ de almejas (Mételas en agua con sal al menos una hora antes para que suelte la arena que pueda tener).
– 1 kg de mejillones
– 1 litro de caldo de pescado de Mercadona o casero
– 2 ajos
– Unas hebras de azafrán tostado.
– Chorrito de tomate frito.
– Guisantes
– Garrafons

Preparación:

Limpiar los calamares  y la sepia ( si le pides al pescadero que te los limpie te ahorrarás bastante tiempo) cortándolos a cuadraditos
Pelar los langostinos, reservando las cabezas.
Machacar de un golpe los ajos previamente pelados. Deben quedar rotos.
Limpia los mejillones quitándoles las barbas, y cuécelos,  desecha la cascara que no lo contiene.
Cubrir el fondo de la paellera con aceite de oliva. Cuando el aceite esté caliente, no hirviendo, ponerle los ajos rotos, hasta que se doren por completo. Sácalos y tíralos una vez dorados.
Añade las cabezas de los langostinos a la paellera y fríelas un rato por todos los lados. Sácalas y mételas en un chino o un colador, machacándolas y dejando caer el jugo en un vaso. Resérvalo.
Añade a la paellera los cuerpos de los langostinos pelados y sofríelos un poco hasta que cojan color. Sácalos y resérvalos.
Echa ahora los calamares y la sepia. Sacará un poco de agua, pero dale vueltas, hasta que esta agua se vaya y empiece a freír. ¡Ojo que saltará!.
Una vez que los calamares y la sepia estén bien fritos, le añadimos el vaso y medio de arroz bomba le ponemos un chorro de tomate frito para que el arroz coja un poco de color y revolvemos todo para que el arroz vaya cogiendo los sabores.

A continuación le ponemos tres medidas de caldo de pescado de Mercadona, o el que hayas echo tu, por cada medida de arroz. La primera medida de caldo échala en el vaso donde tienes el jugo de las cabezas y remuévelo con una cucharilla, en este caso serán 4 vasos y medio. Si no te llega el caldo de pescado puedes añadirle lo que te falte con agua. Distribuye bien el arroz por la paellera, por que será la última vez que lo toques.
Cuando empiece a hervir el agua, añade los guisantes y los garrafones y deja que cueza unos minutos. A continuación incorpora las almejas y añádele el azafrán previamente tostado.
Cuando el caldo comience a mermar, que saque burbujas, pero no esté rebosante, añádele los langostinos que hemos reservado y coloca lo más artísticamente posible los mejillones con la concha alrededor de la paellera.
Consejos:
Dejar el caldo consumir suficientemente para que se pegue el arroz y forme el “socarrat” , para el que le guste.
Apagar el fuego cuando quede poco agua para que el arroz chupe el resto dejándolo reposar unos minutos fuera del fuego, para el que le guste la paella un poco mas jugosa.
Para servir hay dos posibilidades:

Servir tal cual los platos con la paella sin tocar
Revolver toda la paella para que se mezclen los sabores y servir. Parece ser que está opción es muy valenciana.
Yo lo he probado de las dos maneras y la verdad no aporta demasiado.
Variantes:
Puedes poner solo sepias y te saldrá bueno igual, si ves que los calamares van caros
Puedes dejar 4 o 5 langostinos, fritos también y enteros para adornar al final la paella.
Puedes adornar con unas tiras de pimientos, para añadir color y algo más de sabor si cabe

Parece complicado pero es una receta fácil y sencilla de hacer. Un albariño puede ser el acompañamiento ideal.

¡¡¡¡¡Y a chuparse los dedos !!!!

¡Los invito a dejar un comentario y me cuentan el éxito obtenido!