Esta vez te voy a enseñar a preparar el Pisto Casero de la forma tradicional, un plato de verduras muy rico y saludable, típico de la gastronomía española, habrás oído nombrar el pisto manchego, que debe su nombre a la zona de La Mancha, pero que se prepara en toda la geografía española, admite diversas combinaciones de alimentos y en este caso viene a propósito de una receta anterior en el blog del Bacalado a la Vizcaína, y si te animas a prepararlo, seguro que te va a encantar.

Imagen gentileza https://www.flickr.com/

Ingredientes:

  • 1 Lata de tomate triturado Hida o el que consigas
  • 1 Cebolla
  • 1 Pimiento rojo gordito
  • 1 Berenjena
  • 1 Calabacín (opcional)
  • 2 Pimientos verdes de los de freir (alargados)
  • 2 o 3 dientes de ajo
  • Sal
  • Pimienta recién molida
  • Orégano
  • Aceite de oliva

Preparación:

Es realmente muy fácil hacer un pisto casero, además de ser una receta  nutritiva y rica, en realidad se trata de pochar  o sofreir unas verduras con tomate, es un plato que no lleva demasiadas calorías y lo más importante es que lo puede puede preparar cualquier persona aunque no tenga experiencia en la cocina. Hay muchas variantes de esta receta, aunque parte de una base de verduras y después cada región le agrega o le quita alguna de ellas, ésta en realidad es la versión que más me gusta.

En primer lugar, vamos a lavar y cortar las verduras, te recomiendo que les saques toda la parte blanca que hay en el interior de los pimientos y los cortas en tiras no muy grandes. Los ajos es conveniente cortarlos en láminas y la cebolla la cortas en juliana similar a los pimientos.

Al calabacin y la berenjena los cortas a cuadraditos no muy pequeños para que no se pierdan de vista cuando estén hechos.

En los ingredientes he puesto tomate triturado Hida por que es el más parecido al natural que conozco, no lleva conservantes, pero lo puedes hacer con tomates frescos picados y te quedará igual de rico, ahora consigues todo el año tomate fresco para salsa.

Una vez tengas todas las verduras preparadas y cortadas, agregas aceite a una sartén grande o a un wok si lo prefieres y lo pones a calentar, primero colocas los ajos en láminas, ojo!! nos los dejes demasiado tiempo, en cuanto se comiencen a dorar le agregas la cebolla para que los ajos no se pasen y queden amargos, revuelves bien todo, en éste momento yo le agrego un poquito de sal para que la cebolla suelte todo su jugo, enseguida le agregas el pimiento rojo, lo dejas unos minutos mientras revuelves y a continuación le agregas los pimientos verdes que tardan menos en hacerse si elegiste los de freir, cuando los veas ya pochados le agregas el calabacín  y después de uno o dos minutos también la berenjena, ten en cuenta que éstas últimas verduras se hacen muy rápido, en cuanto veas que se ablandan le agregas el tomate triturado y lo condimentas con pimienta y orégano.

Lo más importante es ir controlando los tiempos de cocción de cada verdura para que te queden hechas pero sin deshacerse.

A medida que el tomate se va cociendo, también va espesando, revuelve con cuidado para no romper las verduras, mantienes a fuego suave unos minutos y listo!! Has visto que hacer pisto casero no es nada difícil? Un plato que sirve de acompañamiento tanto para carnes como para pescados, con huevo o con lo que tu quieras.