Ya tenemos la Semana Santa cerquita y qué mejor que degustar un Potaje de Bacalao con espinacas y garbanzos,  también llamado Potaje de Vigilia, un plato de temporada y sin ningún producto cárnico. Es una de las comidas típicas de la Pascua en España, con ingredientes muy fáciles de conseguir, los garbanzos se pueden emplear secos y tenerlos 12 horas en remojo, pero si tienes poco tiempo para la cocina puedes emplear los que vienen envasados en frascos de vidrio  y resultan igual de ricos, eso si…..debes enjuagarlos muy bien para que se le quite toda la gelatina que tienen. El Bacalao lo mismo…si tienes tiempo para desalarlo un día antes bien, pero si no, empleas el que viene desalado que está muy bien.

Ingredientes:

  • 600 g. de garbanzos cocidos
  •  300 g. de bacalao desalado
  • 400 g. de espinacas frescas (la bolsa  trae esa cantidad)
  • 2 cebollas medianas
  • 1 romate mediano,
  • 4 dientes de ajo enteros
  • 1/2 litro de caldo de pescado
  • 1 rebanada de pan
  • 1 cucharadita de Pimentón de la Vera picante (o dulce, como más te guste)
  • 1 o 2 hojas de laurel
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Elaboración:

En primer lugar pelamos y picamos loa cebolla en daditos pequeños y reservamos, mientras tanto pelamos los ajos y reservamos. Colocamos aceite en una cazuela que llevaremos al fuego con aceite de oliva, freimos los ajos hasta que estén dorados….¡ojo! que no se  pasen, porque quedan amargos, los quitamos y reservamos,  agregamos la cebolla picadita…siempre a fuego suave hasta que esté transparente, a continuación, echamos el tomate picado, el pimentón, los garbanzos, el caldo de pescado, el laurel, la espinaca lavada y cortada y dejamos sobre el fuego unos 10 minutos. A continuación cortamos el bacalao en cuadrados no muy grandes y se lo agregamos al guiso.

Mientras tanto, vamos a machacar el pan tostado y los ajos tostados que habíamos guardado y se lo agregamos a la cazuela, ésto le dará más consistencia y sabor. Lo dejamos cocer por espacio de 4-5 minutos y ¡¡listo!! ya tenemos nuestro potaje terminado.