rollitosÉstos Rollitos de Canela los hizo mi hija para sorprenderme en mi último viaje a Argentina…… (sabe que me gusta la canela) y vaya que me sorprendió !! Me encantaron, tanto que la he repetido al llegar a Barcelona y le ha gustado a todo aquél que la ha probado.

Son muy fáciles de hacer y lo peor jeje es que son muy fáciles de comer !! pero dejando a un lado las culpas de que nos saltamos la dieta de turno, hay que disfrutarlos, así que ahí va la receta.

Ingredientes:

2 ctas. levadura seca o 25 g levadura fresca (yo prefiero ésta última)

140 ml leche tibia

30 g mantequilla derretida (manteca)

1 huevo

40g azúcar

1 pizca de sal

260 g harina  leudante (de fuerza)

2ctas. esencia de vainilla

Relleno:

30 g mantequilla derretida

130 g azúcar moreno

2 ctas. canela en polvo

100 g nueces picadas

Cubierta:

60 g nata

60g mantequilla pomada (temperatura ambiente)

200 g. azúcar impalpable (si le ponen menos igual queda dulce)

Elaboración:

Primero vamos a colocar la levadura en un cuenco con la leche tibia, mezclamos bien y dejamos reposar unos minutos, mientras tanto en un bol vamos introduciendo  los ingredientes secos, primero la harina, el azúcar, la sal,  luego,  hacemos un hueco en el centro y agregamos la vainilla, el huevo y la levadura diluida.

Vamos uniendo de a poco del centro hacia afuera hasta unir todo perfectamente,  volvemos la masa al cuenco, tapamos y dejamos reposar un cuarto de hora aproximadamente. Luego de ese tiempo, volvemos a amasar un buen rato, hasta notar que la masa está elástica y suave.

La colocamos en un recipiente previamente enmantecado para que no se pegue y la dejamos levar (tapada) cerca de una hora, cuanto más cálido es el ambiente más rápido levará. Mientras tanto preparamos el relleno, mezclando en un cuenco el azúcar moreno, las nueces y la canela.

Cuando  la masa haya levad0 , la extendemos sobre una superficie enharinada y la estiramos de medio dedo de grosor, tratando de darle una forma rectangular para que cuando enrollemos nos quede más o menos pareja. Pincelamos con la mantequilla derretida y espolvoreamos con la mezcla de azúcar moreno y canela, si les gusta más dulce siempre pueden variar la cantidad de azúcar.

Ahora viene lo más difícil, vamos a ir enrollando con cuidado desde la parte más larga de la masa, apretando suavemente para que nos quede pegadita una vuelta a la siguiente. Una vez terminado de enrollar lo cortamos en rodajas del tamaño que más nos guste, pero manteniendo el mismo ancho para todas, a mi me salen más de 20 rollitos.

Colocamos los rollitos uno al lado del otro, (no pegados) en una fuente enmantecada formando una corona, precalentamos  el horno a una temperatura de 180 grados y colocamos los rollitos a leudar una media hora, yo lo hago apoyando la bandeja en la puerta abierta del horno. Pasado ese tiempo lo introducimos dentro por aproximadamente 20 minutos, ir vigilando porque cada horno es diferente, deben quedar doraditos.

Finalmente cuando los saquemos del horno, y estén calientes todavía le pondremos una cubierta que habremos preparado mezclando la nata, el azúcar impalpable y la mantequilla.

Y listo !! solo queda  invitar a los amigos !!