La Dorada es un pez que se consume mucho en España y se encuentra por todo el Mediterráneo, obtiene su nombre de una franja dorada que tiene entre sus ojos y que al morir el pez, esa línea se difumina, algo muy curioso es que, mientras que es joven y no pesa más de 600 g es macho y cuando pasa a ser adulto se convierte en hembra, puede llegar a pesar unos 6-7  kilos y medir hasta un metro de longitud.

Valores nutricionales :

100 gramos de dorada aportan:
92 calorías.
Hidratos de carbono: 1.2 gr.
Proteínas: 19 gr.
Grasas: 6 gr.
Índice Glucémico (IG): 0.
Vitaminas: vitamina A (9 ug.), vitamina B3 (5 mg.).
Minerales: calcio (30 mg.), magnesio (25 mg.), hierro (1 mg.).

Admite varias maneras de prepararla, en algunos restaurantes la tienen como especialidad hecha “a la sal” cubierta de sal o envuelta en papel de plata para meterla al horno. Su cabeza sirve para hacer unos caldos de gran utilidad para arroces o bien para sopas de primerísimo nivel. También se puede hacer a la parrilla o frita, hoy te daré la receta de la forma que más me gusta a mi y además es la forma más fácil y rápida.

Dorada con ajada de pimentón

Dorada al horno con ajada de pimentón

Ingredientes: (2 personas)
2 Doradas de 500g cada una
3 dientes de ajo cortados en láminas
Pimentón, cantidad necesaria
Sal
Aceite de oliva

Preparación:
Consejo: Cuando compres el pescado, observa que los ojos estén brillantes y no aplastados en sus cuencas y sin brillo, la apariencia de los ojos te dará la seguridad de la frescura de ese pescado.

Pídele a tu pescadero que te abra la dorada al medio como un libro, sin separar los lomos y quitando las espinas, (depende de la habilidad del pescadero para que lo deje más o menos limpio de espinas) si le quedan algunas y tienes paciencia, se las puedes quitar con una pinza de depilar. Yo acostumbro colocar papel metalizado en la bandeja del horno lo suficientemente grande como para envolver las doradas. Enciendes el horno a 180º para que se vaya calentando.

Antes de colocar las doradas en la fuente y sobre el papel pintas con un pincel el aceite suficiente para que no se peguen, las colocas con la piel para arriba y le pones sal. La envuelves con el papel y cierras los bordes, llevas al horno por espacio de 10 minutos más o menos.

Mientras tanto preparas la ajada, colocas una sarten con aceite a fuego muy bajo y doras las láminas de ajo muy despacio, cuando apenas tomen color dorado le agregas el pimentón y apagas el fuego. Cuando las doradas estén listas, las colocas sobre el plato, le quitas la piel (se quita muy fácilmente) y con una cuchara le pones por encima la ajada con el pimentón. y Listo!! así de fácil y rápido !!

Deja tu comentario y dime cómo te salió