La salsa Bechamel o salsa blanca (Argentina) es una salsa de origen francés muy conocida, que se utiliza en multitud de platos en todo el mundo, las puedes combinar con otros ingredientes y te saldrá una gran variedad de platos diferentes, las hay ya listas para usar en todos los supermercados, pero siempre serán mas ricas y sanas las que prepares tú. Para que te salga sin grumos es importante utilizar siempre la leche caliente que añadas, el fuego suave y no dejar de batir hasta que esté hecha.

Es una receta de pocos ingredientes y muy rápida de hacer, hay quienes utilizan aceite de oliva en lugar de mantequilla pero le cambia ligeramente el sabor, y a mi particularmente no me gusta.

Bechamel - Besciamella

Ingredientes:

– Leche entera, un litro
– Mantequilla, 120 gramos
– Harina de trigo, 120 gramos
– Sal
– Pimienta
– Nuez moscada

Preparación:
En primer lugar pon a calentar la leche en un cazo. No tiene que hervir,  cuando apenas notes que empieza a subir la quitas del fuego y colocas otro cazo al fuego con la mantequilla, ¡a fuego suave! revuelves hasta que esté completamente derretida y le añades la harina, no dejes de remover eh !, utiliza unas varillas  y el fuego suave para evitar que se  hagan grumos, antes de comenzar a ponerle la leche tiene que tener un tono marrón, que significa que está cocida (es importante que no quede cruda) y a continuación le vas a ir agregando la leche de a poco y batiendo siempre para que no se pegue al fondo.
Tiene que quedar una crema suave y lisa y  lo espesa que esté dependerá de para que la vayas a emplear así que cuando la tengas al gusto que necesites, la quitas  del fuego, porque tienes que tener en cuenta que espesará un poco más a medida que enfríe. Si ves que te queda demasiado líquida, déjala más tiempo a fuego lento, y si queda muy espesa, añade un poco más de leche caliente y remueve hasta que te quede perfecta.

Luego y por último le agregas la sal, la pimienta y la nuez moscada.

¿Y ahora….. a emplearla en todos los platos que quieras !!